Timaná y Su Vida Social

Timaná y Su Vida Social
| William Llanos Minu

Es importante reconocer, que el gran pueblo llamado Timaná y reconocido como la villa de san Calixto, a través de la historia ha sido un pueblo pacífico, amoroso, servicial y muy tolerante. Traducido en una gran hermandad para nativos como visitantes ofreciendo un calor humano a todas las personas que pasan por las calles armoniosas de Timaná.

Lastimosamente en los últimos años su tranquilidad y pasividad ha cambiado, se mira hoy demasiado ruido organizado por motos, carros, bares que de manera irresponsable alteran la tranquilidad del pueblo. Pero lo peor de todo son los fenómenos de intolerancia que se vienen presentando en el sector urbano como son las dos acciones sicariales vividas por jóvenes trabajadores de nuestro municipio.

Esto debe evitarse, utilizando la filosofía del dialogo y de respeto y sobre todo con la gran espiritualidad que tiene nuestro pueblo, lo cual debe ser demostrado de una manera ejemplarizante. Portal motivo se le solicita a las diversas autoridades del municipio para que se haga hincapié en el control y difusión de una cultura ciudadana que nos beneficie a todos.

Porque la Cultura Ciudadana se define como “el conjunto de costumbres, acciones y reglas mínimas compartidas que generan sentido de pertenencia, facilitan la convivencia urbana y conducen al respeto del patrimonio común y al reconocimiento de los derechos y deberes ciudadanos”.

Producto de todo lo anterior se fundamenta en que la idea de cultura ciudadana refiere a las normas y los valores compartidos por los habitantes de una localidad. En este caso, lo ciudadano se refiere sobre todo a la dimensión política de las personas, que tienen derechos y obligaciones en el marco de la sociedad en la que viven.

La cultura ciudadana engloba la protección y la promoción de estos derechos, que permiten la convivencia pacífica entre las personas y que resguardan el patrimonio común. El vínculo entre cada persona y el entorno, su conducta en los espacios públicos y su participación en la toma de decisiones respecto a los intereses comunitarios forman parte de la órbita de la cultura ciudadana.

Por tal motivo el municipio de Timaná Huila no puede ser ajeno a la armonía social que existe en determinadas poblaciones de nuestro país, que rico que se estableciera en nuestro municipio adecuados centros de integración social, centros culturales, mimos e inclusive payasos que nos hagan sonreír porque a través de la sonrisa nos acercamos armoniosamente hacia el otro reconociéndolo como persona.

Esta es una valoración del principio de la alteridad, que consiste en reconocer al otro, es así como reconocemos a todos los habitantes de este gran municipio histórico primero en el departamento del Huila con sus habitantes que existen hoy dentro y fuera de él, pero que lo añoran por su filosofía, por su historia y por su idiosincrasia.

De esta manera queremos y deseamos que exista una buena organización de la actividad sampedrina, que está a punto de celebrarse, y Timaná debe florecer en su participación, para que el asado huilense, la lechona, los tamales, la mistela, el masato y las empanadas, sean alimentos que olfateen y permitan la degustación del paladar pero principalmente de nuestro pensamiento.

Que rico poder volver a la vieja historia en donde los vecinos se pasaban platos de comida de una manera amistosa, cordial y a la vez con el respeto porque todas las familias se sentían a gusto compartiendo los alimentos. Pero lastimosamente hoy existe el individualismo o lo que llaman la ley del yoyo que usted bien puede interpretar con el uso de la hermenéutica. para todos bienvenidos al municipio de Timaná donde lo máximo y lo mínimo que le ofrecemos es un abrazo y una sonrisa de amistad.a